• Andrés Martínez, science journalist

    Quimiofobia y naturafilia

    30 jun

    En nuestros dAi??as existe una fiebre por los productos y tratamientos para la piel llamados naturales. Es una reacciA?n lA?gica tras unas dAi??cadas de boom de lo sintAi??tico. Pero lo natural no es siempre sinA?nimo de saludable. Los productos ai???artificialesai??i?? son, en muchos casos, insustituibles: tienen efectos positivos, desconocidos antes de su descubrimiento.

     

    La palabra ai???quAi??micaai??i?? suscita desconfianza en muchas personas y, en algunas, un rechazo total. En cambio, el adjetivo ai???naturalai??i?? encarna la idea de lo inocuo y lo saludable y genera una confianza y un crAi??dito incondicionales. Olvidan que nosotros mismos y nuestro entorno somos fruto de la quAi??mica y que la gran fA?brica de la naturaleza es la materia prima y la fuente de inspiraciA?n para la quAi??mica sintAi??tica, resultado de la mano del hombre. Nuestra piel natural es pura quAi??mica.

     

    Todo lo natural es saludable: falso

    Lo natural estA? de moda: los productos y los tratamientos naturales ganan adeptos dAi??a a dAi??a. La mayorAi??a se proclaman como la alternativa saludable a la ai???quAi??micaai??i?? y los ai???productos sintAi??ticosai??i??.

    El argumento de que todo lo natural es inocuo o beneficioso es simplista y errA?neo. En la naturaleza encontramos multitud de sustancias perjudiciales: desde los venenos vegetales y animales mA?s mortAi??feros hasta sustancias minerales tan tA?xicas como el arsAi??nico o el plomo. Los productos higiAi??nicos y cosmAi??ticos suelen contener fragancias naturales para aumentar su atractivo. Esos perfumes suelen elaborarse con extractos de plantas que pueden causar alergia y problemas de piel en algunas personas.

    Si usted sufre algA?n tipo de alergia o trastorno cutA?neo no confAi??e ciegamente en los productos etiquetados como naturales, ya que pueden contener alAi??rgenos naturales; consulte antes a un especialista. Entre los extractos vegetales naturales que pueden causar reacciones alAi??rgicas se encuentran el aceite de A?rbol del tAi??, los extractos de cAi??tricos, la lavanda, etc.

    Tampoco debe tomarse a la ligera el consumo de suplementos alimenticios ai???naturalesai??i?? con supuestas propiedades cosmAi??ticas, los llamados nutricosmAi??ticos, pues ademA?s de no contar hasta ahora con pruebas fiables de su eficacia, comienzan a aparecer estudios que revelan incrementos en el riesgo de padecer ciertas enfermedades.

     

    sleeping pill uk, sleeping pill uk, sleeping pill uk, sleeping pill uk, sleeping pill uk, sleeping pill uk.

    El veneno es la dosis

    levitra 10 mg prezzo, levitra 10 mg prezzo, levitra 10 mg prezzo, levitra 10 mg prezzo, levitra 10 mg prezzo, levitra 10 mg prezzo, levitra 10 mg prezzo, levitra 10 mg prezzo reminyl, reminyl, reminyl, reminyl, reminyl, reminyl. .

    La cAi??lebre frase de Paracelso ilustra a la perfecciA?n la doble cara de multitud de sustancias, tanto naturales como artificiales, que pueden ser beneficiosas o nocivas segA?n la cantidad de que se trate. Un ejemplo paradigmA?tico es el botox o toxina botulAi??nica, una sustancia natural causante de la grave intoxicaciA?n botulAi??nica. No obstante, inyectada en dosis Ai??nfimas por un mAi??dico experto permite tratar el estrabismo y dolencias neuromusculares, y en los A?ltimos aAi??os ha cosechado un gran Ai??xito como remedio estAi??tico, temporal eso sAi??, contra las arrugas de la piel.

    Por otra parte, resulta difAi??cil prescindir de las ventajas y propiedades que ofrecen algunas de estas sustancias en tAi??rminos de eficacia y coste. Tal es el caso de algunos conservantes de productos cosmAi??ticos y de higiene como los parabenos, blanco en los A?ltimos aAi??os de una polAi??mica desatada por su posible vAi??nculo, injustificado hasta hoy, con el cA?ncer.

    AsAi?? pues, la pregunta es: A?quiAi??n decide quAi?? sustancias y quAi?? cantidades son seguras en el caso de los productos de higiene corporal y los cosmAi??ticos?Ai?? La respuesta es las autoridades sanitarias de cada paAi??s.

    La UniA?n Europea cuenta con la base de datos CosIng y a escala mundial es obligado citar la AdministraciA?n de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), que es la otra gran referencia internacional. Estos organismos son los responsables A?ltimos de legislar y de velar por la seguridad del consumidor. Sus pA?ginas web ofrecen mucha informaciA?n sobre sustancias presentes en los productos de higiene y cosmAi??ticos.

    En suma, lo natural no es siempre sinA?nimo de salud. Y de la misma forma, las sustancias sintAi??ticas no son perjudiciales por definiciA?n: algunas cumplen su finalidad mejor que las sustancias naturales en virtud de su mayor pureza o del refinamiento de sus propiedades, logrados gracias al buen hacer de los quAi??micos.

     

    Fuentes:

    ComisiA?n Europea

    Cosmeticsinfo.org

Autores

+más

Categorías

Archivos

­